Reivindicamos nuestra legitimación para defender a los animales

Reivindicamos nuestra legitimación para defender a los animales

A.P.A. SOS Bilbao reivindica ante los tribunales su legitimación para defender a los animales abandonados en las contrataciones públicas

Como recordaréis, en 2013, desde APA SOS BILBAO interpusimos recurso contencioso-administrativo contra la contratación que el Ayuntamiento de Abanto-Zierbena hizo de una nueva empresa para la prestación del servicio de recogida y gestión de animales abandonados en el municipio. La adjudicataria resultó ser una Unión Temporal de Empresas de la que formaba parte una asociación que, desde hace años, viene siendo repetidamente denunciada por organizaciones y particulares, por presunto maltrato animal y otras infracciones de la normativa vasca de protección de los animales.

Tras solicitar el oportuno examen del expediente administrativo y confirmar la falta de capacidad y solvencia de esta entidad para poder prestar un servicio con las debidas garantías de bienestar y protección animal, decidimos solicitar la anulación del contrato y el inicio de una nueva licitación en la que participaran empresas verdaderamente capacitadas para ello.

Al mismo tiempo, preocupados por el destino de los perros que habían sido recogidos en el municipio hasta la fecha y que continuaban en las instalaciones de la anterior adjudicataria, tomamos la decisión de asumir la adopción en bloque de todos y cada uno de estos animales.

El procedimiento judicial se ha prolongado más de año y medio y el pasado mes de septiembre el Juzgado dictó sentencia – que no es firme – en la que, sin entrar a pronunciarse sobre el fondo, desestima directamente el recurso por considerar que los demandantes (APA SOS BILBAO) no tienen legitimación activa para recurrir esta contratación, al no haber participado como licitadores en la misma.

Ante este primer pronunciamiento judicial, hemos interpuesto un nuevo recurso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia, en el que reivindicamos el interés legítimo de nuestra Asociación para poder defender a los animales, no sólo en los casos de maltrato o infracción efectiva de la normativa de protección animal, sino también en el ámbito de la contratación pública de servicios relacionados con ellos. Y es que, cuando el interés afectado en ese procedimiento no es el económico de las empresas, sino el del propio animal, a su vida y bienestar, ¿quién puede haber más legitimado para defenderlo que una asociación debidamente constituida y registrada, llamada estatutariamente a ello?

 

Nota de prensa completa:

A.P.A. SOS Bilbao reivindica ante los tribunales su legitimación para defender a los animales abandonados en las contrataciones públicas

A través de un recurso presentado ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, la asociación reclama estar legitimada para defender los intereses de los animales abandonados en los procesos de contratación pública de los servicios de recogida municipales. El recurso se ha planteado con motivo de la demanda interpuesta en 2014 por A.P.A. SOS Bilbao contra la contratación de una entidad repetidamente denunciada por supuestas infracciones en materia de protección animal. Preocupada por el bienestar e incluso por la vida de estos animales, la Asociación asumió entonces la adopción de todos los perros que iban a ser trasladados a las instalaciones de la nueva adjudicataria.

Bilbao, 7 de enero de 2016.

El 18 de septiembre de 2013, el Ayuntamiento de Abanto-Zierbena contrató a una nueva empresa para la prestación del servicio de recogida y gestión de animales abandonados en el municipio. La adjudicataria resultó ser una Unión Temporal de Empresas de la que formaba parte una asociación con sede en Getxo, que desde hace años viene siendo repetidamente denunciada por organizaciones y particulares, por presunto maltrato animal y otras infracciones de la normativa vasca de protección de los animales.

Tras solicitar el oportuno examen del expediente administrativo y confirmar la falta de capacidad y solvencia de esta entidad para poder prestar un servicio con las debidas garantías de bienestar y protección animal, A.P.A. SOS Bilbao, junto con una empresa del sector comprometida con la defensa de los animales, decidió interponer recurso contencioso-administrativo contra dicha contratación, solicitando la anulación del contrato y el inicio de una nueva licitación en la que participaran empresas verdaderamente capacitadas para ello.

Al mismo tiempo, esta Asociación, preocupada por el destino de los perros que habían sido recogidos en el municipio hasta la fecha y que continuaban en las instalaciones de la anterior adjudicataria, tomó la decisión de asumir la adopción en bloque de todos y cada uno de estos animales, con el fin de evitar que fueran trasladados a una empresa que, a su juicio, no ofrecía garantías para el bienestar de aquéllos, ni incluso para su propia vida.

Admitido a trámite el recurso en enero de 2014, el procedimiento judicial se ha prolongado más de año y medio, durante el cual A.P.A. SOS Bilbao ha aportado al Juzgado una extensa demanda sustentada en numerosa prueba, al objeto de acreditar el fundamento de su pretensión: que se invalidara la adjudicación del servicio municipal de recogida de animales a esta UTE, por entender, principalmente, que se había incurrido en una vulneración de la libre concurrencia y competencia, y que la adjudicataria no cumplía los requisitos mínimos de solvencia y habilitación profesional necesarios para la prestación de un servicio de estas características.

Sin embargo, a pesar de toda la prueba propuesta y practicada, el pasado mes de septiembre el Juzgado dictó sentencia – que no es firme – en la que, sin entrar a pronunciarse sobre el fondo, desestima directamente el recurso por considerar que los demandantes no tienen legitimación activa para recurrir esta contratación, al no haber participado como licitadores en la misma.

APA SOS Bilbao contempla con estupefacción que una protectora de animales no pueda actuar y presentar un recurso en defensa de los animales, por el solo hecho de carecer de interés económico en el caso. Si la asociación (que es una entidad sin ánimo de lucro) hubiera competido por el contrato y aspirara a ganar dinero con la recogida de animales, entonces sí se consideraría legítimo su interés en recurrir. Sin embargo, como lo hace sin ánimo de lucro, con la sola intención de defender a los animales y sin pretender conseguir contrato alguno, entonces se considera que no ha lugar a su reclamación.

Constituida en el año 2003, SOS BILBAO es una asociación cuyo ámbito de actuación se dirige precisamente a la protección y defensa de los animales abandonados, fomentando su adopción, controlando la natalidad y reduciendo el número de sacrificios en los establecimientos de recogida. Precisamente entre los años 2012 y 2013 esta Asociación había venido desarrollando una labor destinada a promover la adopción de los animales abandonados recogidos concretamente en el municipio de Abanto-Zierbena, así como a prevenir el abandono y a informar y sensibilizar a la ciudadanía en materia de tenencia responsable de animales de compañía y cumplimiento por los propietarios de sus obligaciones legales. Una colaboración perfectamente conocida por el Ayuntamiento de esta localidad y apoyada expresamente por éste.

Ante este primer pronunciamiento judicial, A.P.A SOS Bilbao ha interpuesto un nuevo recurso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia, en el que reivindica su interés legítimo para poder defender a los animales, no sólo en los casos de maltrato o infracción efectiva de la normativa de protección animal, sino también en el ámbito de la contratación pública de servicios relacionados con ellos. Y es que, cuando el interés afectado en ese procedimiento no es el económico de las empresas, sino el del propio animal, a su vida y bienestar, ¿quién puede haber más legitimado para defenderlo que una asociación debidamente constituida y registrada, llamada estatutariamente a ello?

Durante los dos últimos años, SOS Bilbao ha venido desarrollando una intensa labor dirigida a proponer y ofrecer su colaboración a diversos Ayuntamientos de Bizkaia en la elaboración de normativas y pliegos de contratación, así como en la implementación de políticas públicas más respetuosas con la vida y dignidad de los animales, de acuerdo con la Ley vasca de Protección Animal. Pero también a denunciar con contundencia aquellas prácticas que considera vulneradoras de dicha normativa, tales como, en este caso, la contratación de una entidad considerada manifiestamente incapaz para prestar servicios de recogida de animales de forma ética y legal. Una entidad que, carente de los más básicos permisos para ello, ni puede garantizar el bienestar de los animales que recoge, ni ofrece transparencia y difusión para favorecer su adopción. Una entidad que, a pesar de todo, continúa siendo contratada en numerosos ayuntamientos del territorio, a pesar de las denuncias y escritos presentados por asociaciones como SOS Bilbao.

A.P.A. SOS Bilbao reivindica ahora el derecho de las asociaciones a poder defender a los animales en todos los ámbitos y en el marco de todas las leyes que afecten al bienestar animal, no sólo las especificas de protección animal, sino también en otras que puedan afectarles, como especialmente sucede en el ámbito de la contratación pública. Un ámbito en el que, desgraciadamente, la habitual falta de transparencia y la ausencia de una estrecha vigilancia puede conducir a desvíos de poder, arbitrariedades, situaciones de ineficacia y mal uso de los recursos públicos y, en el caso de los animales, una profunda indefensión.